Espectáculos

"Meules" marca récord para Monet y arte impresionista

Una pintura "Meules, fin de l'été" de la serie "Meules", del pintor francés Claude Monet, fue vendida el martes en Nueva York por 110,7 millones de dólares en una subasta organizada por Sotheby's. Y es que desde ayer entra a formar parte de este selecto grupo la obra Meules, uno de los conocidos cuadros de la serie Almiares, pintada por el francés Claude Monet entre el verano de 1890 y la primavera de 1891. Tras una puja en la que se enfrentaron seis postores y que se prolongó hasta casi diez minutos, Meules alcanzó un precio de martillo de 97 millones de dólares, un monto que llega hasta los citados 110,7 millones de dólares tras sumarle impuestos y comisiones.

Esta pintura es una de las pocas de la serie Almiares de Monet que han salido a subasta este siglo y que aun es propiedad privada, ya que de las 25 obras que la conforman, un total de 17 ya están en manos de instituciones públicas, entre ellas el Museo Metropolitano de Nueva York, el Museo d'Orsay en París, y el Instituto de Arte de Chicago.

Hasta el viernes las tres casas más importantes de Nueva York Christie's, Sotheby's y Phillips ofrecen subastar obras de arte por unos 1.600 millones de dólares.

AMLO: demora en producción de libros de textos para evitar corrupción
Dijo que espera contar con 80 millones más a final de este mes, otros 55 millones en la primera quincena de junio y el resto del mes lo faltante.

El cuadro anterior de Monet que fue vendido por un precio más alto fue "Nenúfares en flor" (Nymphéas en fleur).

Otra de las protagonistas de la puja fue Femme au chien, de Picasso, cuyo valor se estimaba entre 25 y 30 mdd, pero se vendió por 54.9 mdd tras alcanzar un precio de martillo de 48 mdd.

"Pensamos, y creo que las personas que se encuentran frente a ella estarían de acuerdo, que es un ejemplar aún más hermoso" que el que se vendió en 2016, explicó, Julian Dawes, gerente de las ventas nocturnas para el impresionismo y arte moderno, durante la presentación de la venta. Fue adquirido dentro del precio estimado por la rematadora de cuatro a seis millones de dólares. "Proyectando una gran intensidad textural en la disposición de los objetos cotidianos, Sandías expresa el proceso creativo del artista y la búsqueda de universalidad en el arte". También es la primera obra de un impresionista en superar el umbral de los US$ 100 millones en una subasta.