Internacional

Niño guatemalteco muere en hospital de Estados Unidos

Niño guatemalteco muere en hospital de Estados Unidos

Detalla además que el niño y su madre habían sido detenidos el 3 de abril cerca del Puente Internacional Paso del Norte.

La muerte de dos niños guatemaltecos en poco más de dos semanas generó fuertes dudas acerca de la capacidad de las autoridades fronterizas estadounidenses para cuidar a miles de menores migrantes que intentan ingresar a Estados Unidos con sus familias. "Por las condiciones en las que viajó presentaba algunos problemas de salud como fiebre altas y dificultad para respirar", explicó.

Sería el cuarto niño guatemalteco desde diciembre que fallece después de ser detenido en la frontera. Ahí le diagnosticaron pulmonía y permaneció hasta su fallecimiento, según confirma The Washington Post.

La agencia destacó que el menor fue trasladado ese mismo día a un hospital en Horizon City, Texas, y transferido al Hospital Pediátrico Providence de El Paso al día siguiente.

En diciembre pasado Felipe Gómez, de ocho años de edad, y Jakelin Caal (7) murieron por infección viral y bacterial, en forma respectiva.

Economía alemana crece 0.4 por ciento en primer trimestre del año: Destatis
La única que presentó una variación negativa en el primer trimestre fue la de "construcción", con un 5,6 %. En términos interanuales el crecimiento fue del 1,2% mientras que el conjunto de la UE fue del 1,5%.

El pasado 30 de abril murió de una infección en el cerebro Juan de León Gutiérrez, de 16 años, que fue detenido el 19 de ese mes tras cruzar solo la frontera cerca de El Paso y trasladado a un albergue para menores.

Durante meses, el gobierno del presidente Donald Trump ha advertido que el sistema migratorio de Estados Unidos está en un "punto de quiebre".

Los cuatro niños que han muerto luego de haber estado en custodia de la Patrulla Fronteriza venían de Guatemala, el país que está registrando más arrestos de inmigrantes que vienen a Estados Unidos tras huir de la pobreza y la violencia.

Los desafíos de la Patrulla Fronteriza son particularmente urgentes en El Paso, en el extremo oeste de Texas y limítrofe con Ciudad Juárez, México.

Ambos estuvieron bajo custodia de la Patrulla Fronteriza. Los padres migrantes se quejaron de tener que dormir en el lugar a la intemperie o bajo carpas en malas condiciones.