Internacional

Theresa May promete acordar agenda para dejar su cargo en junio

Theresa May promete acordar agenda para dejar su cargo en junio

No obstante, el político subraya que las conversaciones fueron "detalladas", "constructivas" y se desarrollaron con "un considerable esfuerzo por parte de ambos equipos", pero manifiesta su decepción por no haber podido superar las diferencias.

En su carta, Corbyn cuestionó la capacidad del Gobierno conservador para cumplir cualquier acuerdo en un escenario de inestabilidad política en el Reino Unido, donde la autoridad de May ha caído por el manejo del tema brexit.

Entablados a principios de abril, estos contactos tenían como objetivo encontrar un acuerdo sobre el Brexit susceptible de obtener el apoyo de una mayoría del Parlamento, que desde enero rechazó estrepitosamente tres veces el texto firmado en noviembre por la primera ministra con sus 27 socios europeos.

Puede leer: ¿Por qué el afán de la UE para resolver el Brexit? .

May se vio obligada a indicar que se retirará pronto como líder del Partido Conservador, lo que hace que sea aún menos probable que el Laborismo esté motivado a ayudarla.

Chivas y América enfrentarán a River Plate y Boca Juniors
En ese equipo inglés milita el ex delantero azulcrema, Raúl Jiménez, por lo que la relación entre ambas instituciones es buena. Guadalajara será el primer equipo mexicano que entre en acción durante este cuadrangular.

May, que llegó al poder en 2016 tras la dimisión de David Cameron por la victoria del Brexit en el referéndum, había prometido a los conservadores más euroescépticos que dejaría el poder en cuanto lograse la aprobación del acuerdo cerrado con Bruselas.

Ante la debilidad de la primera ministra, los movimientos para sucederla han comenzado. Y, temiendo que la primera ministra se aferrase al poder, el jueves por la tarde los diputados conservadores la llamaron a establecer una fecha clara para su salida, sea cual sea el resultado del voto parlamentario.

May sobrevivió a un voto de retiro de confianza de sus correligionarios en diciembre y las normas obligan a dejar pasar un año antes de someterla a una nueva votación.

Casi al mismo tiempo que May se reunía con Brady, el controvertido exministro de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson, ferviente defensor del Brexit y uno de los principales rivales de May en el seno de su propia formación, anunciaba públicamente que sería candidato al puesto de primer ministro.

La gobernante ha dicho que renunciará una vez que se apruebe un acuerdo para el Brexit y se abra el camino para un líder que guíe al Reino Unido en la etapa siguiente, que determinará las futuras relaciones del país con la UE.