Financiera

Más del 50 % de los niños y adolescentes en Argentina son pobres

Más del 50 % de los niños y adolescentes en Argentina son pobres

La pobreza en la infancia y adolescencia alcanzó en 2018 al 51,7%, la cifra más elevada de la década, indicó un informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Del análisis de la inseguridad alimentaria surgió que la población infantil que redujo su dieta o pasó hambre se debió a problemas económicos en el último año. Así en 2018 un 29,3% sufrió algún déficit de alimentación mostrando una fuerte suba de la medición anterior donde se ubicaba en 21,7%.

Qué significa. Estos números no significan una novedad para el Gobierno: de acuerdo a las últimas estimaciones de la pobreza realizadas por el Indec, al segundo semestre de 2018, el 47% de la infancia residía en hogares pobres en términos monetarios. En tanto, 15,4% son indigentes. "La inseguridad alimentaria implica mal nutrición y como sabemos tiene efectos en otros aspectos del desarrollo infantil y el ejercicio de otros derechos, completa". Se trata del peor indicador de la década y refleja su vínculo directo en el aumento de la pobreza entre los menores de edad.

De la mano de esta situación, el riesgo alimentario en la infancia creció 35 por ciento entre 2017 y 2018, añade el documento.

El informe del Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la UCA expone que, de los 51,7% de los adolescentes y niños que viven en la pobreza, un 10,2% de ellos son indigentes.

Los datos corresponden al año 2018. "Los indicadores de déficit del hábitat de vida son elevados y sostenidos en su evolución en el tiempo, salvo el déficit en las condiciones de saneamiento que sigue una tendencia positiva y con merma de la desigualdad", detalló el informe.

El duro momento de Granger Smith: murió su hijo de tres años
Nunca ha habido un momento más difícil para nosotros que este. " Hemos perdido a nuestro hijo pequeño , River". También interpreta al personaje Earl Dibbles Jr ., un hombre de campo que cuenta sus problemas en YouTube.

En cuanto al derecho a la salud, la cobertura de salud pública se incrementó en alrededor de un 10% a nivel de la infancia y adolescencia entre 0 y 17 años en los últimos tres años. Con tendencia a la merma, que entre 2010 y 2018 se estima en casi un 20%, y entre 2015 y 2018 un 6,3% (tomando los años de punta de los períodos señalados).

Según las estimaciones de la EDSA, en 2018, un 47,7% de los niños no tuvo acceso a un servicio de Internet en sus viviendas.

En cuanto a la educación, la abrumadora mayoría de los escolarizados en la primaria asiste a escuelas de jornada simple, lejos de alcanzar la meta del 30 por ciento especialmente orientada a los sectores sociales más vulnerables.

En lo referido al bienestar de los menores, la educación, muestra que el 67% de quienes asisten a primaria y secundaria lo hacen en escuelas de gestión pública.

No obstante, en el último año aumentó el número de niños y adolescentes que consultaron a un médico o a un odontólogo al menos una vez en los últimos 12 años y la performance de este indicador fue la mejor de los últimos 7 años (80% y 56% respectivamente). "Sin embargo, dicho progreso parece revertirse a partir del último período interanual tanto por un incremento del trabajo doméstico como el llamado trabajo económico", destacó.