Internacional

MUNDO: Legislativo de Alabama aprueba castración química para violadores de niños

MUNDO: Legislativo de Alabama aprueba castración química para violadores de niños

El legislativo del estado de Alabama, Estados Unidos, aprobó un proyecto de ley que exige la castración química para pederastas convictos, informaron medios estadunidenses.

La ley está a cargo de la gobernadora, la republicana Kay Ivey, que debe decidir si lo ratifica o no. De ser ratificada, la ley entrará en vigor tres meses después de la firma.

Mediante la iniciativa se establece dicho procedimiento como requisito para salir de la cárcel una vez cumplida la sentencia correspondiente, aunque los reos podrán negarse a riesgo de seguir en prisión.

La legislatura estatal de Alabama aprobó una medida que obligaría a algunos condenados por delitos sexuales en contra de menores de 13 años a someterse y pagar por un tratamiento de castración química como condición para recuperar su libertad.

El promotor de este proyecto de ley, el congresista republicano Steve Hurst, dijo que la medida "quizás reducirá los números" de abusos sexuales a menores en el estado.

Mundo: Para el Vaticano, la ideología de género busca "aniquilar la naturaleza"
Por eso, es parte integrante del desarrollo de la personalidad y de su proceso educativo. Por ello, "el género 'neutro' o 'tercer género' aparece como una construcción ficticia".

"Han marcado a un niño por el resto de su vida y el castigo debe ser proporcional al crimen cometido", señaló para la cadena de televisión WIAT, filial local de CBS.

La castración química es una medida muy polémica que se aplica en otra decena de estado de la Unión Americana, y sus detractores señalan que, si bien el abuso sexual contra menores es uno de los crímenes más deleznables, resulta violatorio de sus derechos humanos someterlos al tratamiento.

De esta manera, Alabama se une a otros estados como California, Florida, Georgia, Texas, Luisiana o Montana que ya habían legislado anteriormente sobre esta posibilidad.

Otros señalan que la castración química, a pesar de que supuestamente es reversible, tiene efectos secundarios considerables, especialmente en la apariencia.