Internacional

La catedral de Notre Dame de París volverá a celebrar misas

La catedral de Notre Dame de París volverá a celebrar misas

Los responsables de la catedral de Notre-Dame esperan que esta semana se abra también al público parte del patio fronterizo al monumento, permitiendo la aproximación de los parisinos y de los turistas.

Luego del incendio que se registró en la catedral de Notre Dame de París, se ofrecerá una misa cerrada al público que tendrá lugar el sábado, informó la diócesis de París.

La misa tendrá lugar en una pequeña capilla de la catedral, oficiada por el arzobispo de París, Michel Aupetit, y tendrá un número limitado de asistentes por razones de seguridad. Incluso, los presentes deberán portar casco de obra.

La fecha de la misa fue seleccionada por ser el día de la fiesta de la Dedicación, que conmemora la consagración del altar de la catedral y que normalmente tiene lugar el 16 de junio.

"Se contemplaría la celebración de las vísperas", las oraciones de la noche, este próximo viernes, indicó la diócesis, que agregó que la misa será transmitida por un canal de televisión.

Macri: "Tenemos que apostar más a innovación y tecnología" - Política | Economía
Con esta legislación tenemos previsto que se generen 215.000 empleos en los próximos años y un salto en las exportaciones que también fortalece la realidad del país.

El alcalde del Cuarto Distrito de París, Ariel Weil, ha anunciado en declaraciones a BFMTV que, "si los resultados de los análisis son satisfactorios, después de la descontaminación en curso", Notre Dame reabrirá este fin de semana.

El incendio en la catedral más famosa y concurrida de Francia se produjo el pasado 15 de abril por causas que aún se están investigando. En aquella jornada, el fuego alcanzó el techo de plomo y la aguja de la catedral, construida en el Siglo XIII. Sin embargo, el edificio logró mantenerse en pie con sus valiosas vidrieras.

Tras el incidente el presidente francés, Emmanuel Macron, lanzó un concurso internacional para la reconstrucción de Notre Dame.

Las obras de reconstrucción plantean un "desafío inédito", técnico, arquitectónico y financiero para el gobierno francés, por lo que se buscó establecer un marco legal para las mimas.