Financiera

Frenan Sta. Lucía, ahora, por seguridad aérea

Frenan Sta. Lucía, ahora, por seguridad aérea

El lunes pasado, el Director General del Parque Ecológico Lago de Texcoco de la Comisión Nacional del Agua, anunció que se inundará la losa de cimentación del NAIM para desarrollar el Parque Ecológico Lago de Texcoco, como proyectó la administración de Andrés Manuel López Obrador.

En su resolución, la autoridad judicial también determinó mantener intactas las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, abandonadas desde hace más de cinco meses.

"Se ordena que se mantengan las obras del NAIM, sin que sean destruidas, hasta que se revisen a fondo por parte del juez de Distrito, todos los elementos de prueba del expediente", resolvió el Tribunal, según informó #NoMásDerroches.

A fin de conservar la materia de los juicios promovidos, se ha planteado que es indispensable que el PJF ordene a las autoridades tomar las medidas necesarias para preservar el avance que en la actualidad tienen las obras en Texcoco hasta que éstos se resuelvan en definitiva.

¿Por qué WhatsApp podría demandar a sus usuarios?
Hasta el momento, cuando los responsables del mensajero detectan esa actividad proceden a suspensiones de las cuentas. Hace un tiempo limitaron la cantidad permitida de reenvíos y ahora van más allá: castigarán a los spammers .

Un Tribunal Colegiado de Circuito ordenó una nueva suspensión provisional de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía, hasta que no se cuente con todos los estudios de seguridad aérea.

Esta es la tercera suspensión dictada por un tribunal para impedir obras en Santa Lucía, pero la primera que manifiesta preocupaciones por la ausencia de estudios de seguridad, previstos en la Ley de Aeropuertos y su Reglamento, pues las dos anteriores pidieron concretar estudios en materia ambiental y arqueológica.

El colectivo #NoMásDerroches adelantó que seguirá recurriendo a la vía legal para oponerse a proyectos de infraestructura que "conlleve el desperdicio de recursos públicos", así como riesgos a la seguridad aeronáutica o violación a los derechos humanos.

Tres de ellas, obligan a las autoridades a detener la construcción de Santa Lucía hasta en tanto se cuente con los permisos ambientales por parte de las autoridades competentes.