Tecnología

Hallan una enorme masa anómala enterrada en la Luna

Hallan una enorme masa anómala enterrada en la Luna

Para ello utilizaron datos de las naves que la NASA utiliza en su misión GRAIL (Gravity Recovery and Interior Laboratory).

Los restos del metal, posiblemente depositados ahí por un esteroide, podrían estar sepultados debajo de la cuenca de Aitken, en el polo sur lunar.

El propio James comentó que la Cuenca Aitken es "uno de los mejores laboratorios naturales para estudiar eventos de impacto catastrófico, un proceso antiguo que dio forma a todos los planetas rocosos y lunas que vemos hoy".

Al parecer el lado oscuro de la Luna tiene más que mostrarnos de lo que creíamos hasta ahora.

El principal hallazgo de la investigación publicada por GRL fue descubrir la existencia de una "gran masa anómala debajo del manto lunar".

Y, detalló que la "anomalía tiene una masa mínima de 2.18 × 1018 kilogramos y, probablemente, más de 300 kilómetros de profundidad".

El grupo Inditex logra unas ventas récord en 2019
La posición de caja mejoró un 9%, hasta los 6.669, debido a las menores inversiones relacionadas con su proceso de transformación. Inditex indica también que "con la vuelta de condiciones de mercado normales la venta ha retornado a los niveles previos ".

El doctor Peter James, profesor de geofísica planetaria en Texas, describió el objeto como "una masa de metal 5 veces más grande que la isla de Hawái, enterrada en el subsuelo". James opina que simulaciones matemáticas muestran que si el núcleo de hierro y níquel del asteroide estuviera los suficientemente disperso, podría permanecer en el manto. "Esa es aproximadamente la cantidad de masa que inesperadamente hemos encontrado", explican.

No obstante su naturaleza, el equipo considera que la masa podría explicar algunas de las características de la Cuenca Aitken; en específico, la posibilidad de que la depresión central del cráter se haya formado debido al arrastre de la masa, en vez de ser consecuencia de una contracción de la "capa de fusión", la cual suele formarse en los sitios de impacto.

La fuente de esta enorme masa "puede ser metal proveniente del núcleo de un cuerpo que impactó en la Luna u óxidos provenientes de la última etapa de cristalización del océano de magma lunar", consignó la revista GRL.

Es importante determinar cómo se formó la Cuenca Aitken, ya que esa información nos ayudaría a entender la historia de la Luna y su evolución. Sin embargo, los astrofísicos no saben aún por qué esa masa está incrustada a tanta profundidad, pero si estimaron que pueda haber llegado allí por el impacto de algún asteroide hace 4.000 millones de años.

Agencias espaciales de varios países, incluida la estadounidense, están desarrollando nuevas misiones a la Luna.