Internacional

Le pide un "último beso" y le arranca la lengua

Le pide un

Según informó El Taquígrafo, la acusada le habría pedido un último beso a su novio, aprovechando la oportunidad para realizar la salvaje agresión, por la que la Fiscalía española está solicitando ocho años de prisión para ella. Meses más tarde, en febrero de 2017 el chico quiso acabar con la relación debido al fuerte carácter de su pareja "harto de sus cambios de humor".

Sin embargo, en junio de 2017, las peleas, discusiones y disgustos comenzaron a repetirse nuevamente. De hecho, era la segunda vez que el chico intentaba romper con ella.

La segunda vez, ella también reaccionó de manera violenta antes de marcharse de la casa.

El fiscal pidió que la mujer sea condenada a 8 años de prisión por lesiones, mientras que la defensa de la víctima pidió 10 porque contempla el agravante de alevosía. Minutos después regresó arrepentida y pidiendo perdón para después fundirse en un abrazo con el chico y, tras ese primer contacto, tal y como recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, ella le pidió un último beso, el que a la postre fue "el beso de la muerte". El hombre accedió y en ese instante, según la acusación, la joven le arrancó la lengua y la escupió al suelo.

Dan 8 años de cárcel a exgobernador peruano por corrupción de Odebrecht
La empresa Odebrecht declaró que había pagado 29 millones de dólares en sobornos para adjudicarse obras en Perú . Condenaron al exgobernador de la región andina de Áncash , César Álvarez a ocho años y tres meses de cárcel.

La mujer salió corriendo, lo dejó sangrando y el joven fue ayudado por un vecino que lo trasladó hasta el hospital más cercano.

Ahora la investigación ha concluído y se espera que en breve López Esteve se presente ante la Audiencia Provincial para enfrentar los cargos que se le imputan.

Por su parte, la joven denunció a su expareja por malos tratos y pidió para él un año de cárcel. En declaraciones a la televisión La Sexta, Adaia aseguró que el testimonio de su ex es falso, al tiempo que negó sufrir trastornos de personalidad o inestabilidad.