Internacional

Un niño de cinco años murió de ébola en Uganda

Un niño de cinco años murió de ébola en Uganda

Las autoridades sanitarias ugandesas anunciaron la muerte del primer enfermo que dio positivo de ébola en Uganda en relación con el brote que afecta a la vecina República Democrática del Congo (RDC), un niño congoleño de 5 años que había viajado a este país, y confirmaron dos nuevos casos.

"Al niño se le detectó el ébola en Kasese la víspera y falleció durante la noche en la unidad de cuarentena", dijo un responsable del ministerio ugandés de la Salud.

La OMS calificó de riesgo alto la epidemia de República Democrática del Congo a nivel nacional y regional, pero a principios de octubre subió el nivel a muy alto, y se trabaja con países vecinos (Uganda, Ruanda, Sudán del Sur, República Centroafricana y Tanzania) para tomar medidas ante una posible propagación.

Uganda ya ha sufrido brotes de ébola en el pasado, como en 2012.

Solo por el paso de Kasindi, por el que accedió la familia afectada que está siendo tratada en Uganda, pasan cada día entre 20 mil y 25 mil personas, según datos del Ministerio de Sanidad congoleño.

El grupo Inditex logra unas ventas récord en 2019
La posición de caja mejoró un 9%, hasta los 6.669, debido a las menores inversiones relacionadas con su proceso de transformación. Inditex indica también que "con la vuelta de condiciones de mercado normales la venta ha retornado a los niveles previos ".

Los doce posibles enfermos, siete de ellos menores, fueron trasladados a un centro de aislamiento en Kasindi, pero seis dejaron ese hospital al no ser su ingreso obligatorio, y pasaron la frontera a pie por rutas secundarias para evitar los controles de seguridad. El brote está ocurriendo en medio de ataques de rebeldes y resistencia comunitaria sin precedentes en una región donde nunca antes había habido ébola. Según las autoridades, entraron a Uganda, donde el niño estaba recibiendo tratamiento y los demás quedaron aislados.

El virus del ébola se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales contaminados, provoca fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90 por ciento si no es tratado a tiempo. Dos familiares se sometieron a las pruebas de la enfermedad tras mostrar síntomas y los resultados se esperan para el miércoles.

La ministra explicó que su país está preparado para dar una respuesta al ébola desde que se declaró este brote, que es ya el segundo más grande y letal del mundo, tras el de África Occidental en 2014, con más de 11 mil 300 muertos. En 2000, un brote infectó a 425 personas en el norte y mató a más de la mitad de ellos.

En abril, una comisión de expertos de la OMS decidió que si bien el brote era una "gran preocupación", todavía no era una emergencia mundial de salud.