Internacional

Nueva Orleans en alerta máxima por llegada de Barry

Nueva Orleans en alerta máxima por llegada de Barry

Para todos en la Costa del Golfo: mientras realizan los preparativos para proteger sus hogares y seres queridos contra las inundaciones y la tormenta, es imperativo que sigan las instrucciones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, funcionarios estatales y locales, instó esta noche en Twitter el presidente Donald Trump.

Alrededor de las 4.00 am CDT de este viernes, Barry se encontraba ya cerca de la costa, a unas 95 millas (155 km) al sur-oeste de la desembocadura del río Mississippi, con vientos de aproximadamente 50 millas por hora (65 kilómetros por hora), según el NHC.

Existe el peligro de una inundación por marejada ciclónica que amenaza la vida a lo largo de la costa del sur y sureste de Luisiana, indicó la entidad sobre el organismo que debe tocar tierra en ese estado sureño en la mañana del sábado.

El gobernador John Bel Edwards dijo que el río Mississippi podría aumentar su caudal. Isaac fue el último huracán en golpear el área en 2012.

La zona que va desde la desembocadura del río Mississippi hasta Cameron, en Luisiana, está en alerta de huracán.

La mayoría de los barrios alejados del centro de Nueva Orleans fueron afectados por la tormenta que azotó a la ciudad.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) alertó este viernes sobre lo "peligroso" de la tormenta, que se espera que se convierta en el primer huracán de la temporada atlántica y deje fuertes lluvias y vientos en la costa de Golfo de México en la costa del estado de Luisiana.

Barcos iraníes intentaron apoderarse de un buque petrolero británico
UU. tiene desplegado el destructor de misiles guiados USS Bainbridge (DDG 96) de la clase Arleigh Burke en el Mar Arábigo. Irán negó inmediatamente cualquier incidente con un navío en las últimas 24 horas.

Los meteorólogos creen que Barry tocará a tierra este viernes por la noche o en la madrugada del sábado , antes de debilitarse en el valle del Bajo Misisipi durante el fin de semana.

Se prevé que Barry arrojará medio metro (un pie y medio) de lluvia a partes del estado mientras sigue su trayectoria tierra adentro. "Nadie debería tomar esta tormenta a la ligera", afirmó al declarar el estado de emergencia.

También en la temporada de 2018 se formó otra tormenta, "Alberto", unos días antes del comienzo oficial de la temporada.

La primera tormenta del año fue Andrea, que se formó en mayo, antes del inicio oficial de la temporada (el 1 de junio), al sur de las islas Bermudas, y se dirigió hacia el este, lejos de la costa, para disolverse con rapidez. Alberto fue una tormenta subtropical, lo que significa que es un híbrido entre las tormentas de núcleo frío (invierno) y las de núcleo caliente (verano).

Según el pronóstico actualizado de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) de EE.UU. difundido esta semana, la actividad de la actual temporada de huracanes en el Atlántico será "casi promedio", con 14 tormentas tropicales, seis de las cuales se convertirían en huracanes.

Dos de ellos serían de categoría mayor, es decir por encima de la categoría 3 en la escala de Saffir/Simpson de un máximo de cinco.

El informe señala que "la superficie del océano Atlántico tropical no luce particularmente favorable para una temporada activa" y que probablemente el fenómeno de El Niño, actualmente débil, se fortalecerá durante el pico de la temporada, entre los meses de agosto y septiembre, lo que contribuirá a "una temporada casi promedio".