Tecnología

La sonda japonesa Hayabusa 2 inicia otro descenso al asteroide Ryugu

La sonda japonesa Hayabusa 2 inicia otro descenso al asteroide Ryugu

Una sonda espacial japonesa se posó exitosamente el jueves sobre un asteroide lejano y recolectó muestras subterráneas que los científicos esperan que proporcionen pistas sobre el origen del sistema solar hace miles de millones de años, informó la agencia espacial de Japón. "El aterrizaje es un éxito", declaró a los periodistas Takashi Kubota, director de investigación de este programa de la Agencia de Exploración Espacial Japonesa (Jaxa).

El aterrizaje se realizó cerca de las 1:20 GMT de este jueves, convirtiéndose en su segundo aterrizaje exitoso, desde febrero, cuando realizó su primer descenso para recoger muestras de su superficie.

De confirmarse los data, Hayabusa2 habría llegado por segunda vez a parte superficial del asteroide Ryugu, que ya está ahora a unos 245 millones de kms de la Tierra y en cuyas cercanías se halla A partir de febrero pasado. Durante el mismo, la sonda desplegó un tubo de muestras hacia la superficie, lanzó una bala del tamaño de una bola de pinball para quebrarla y succionó los restos generados.

Se planea que la sonda nipona regrese a la Tierra recolectando muestras de rocas que arrojarán luz sobre la formación del Sistema Solar.

Telecom Argentina coloca deuda en plaza internacional por US$400M
Entre la deuda a refinanciar, Telecom incluye la recompra de obligaciones negociables Clase A, que están depositados en Nueva York.

La pequeña nave espacial no tripulada, equipada con cámaras y sensores, también estudiará la gravedad, temperatura y condiciones de superficie del asteroide.

Y decimos "podría", ya que todo se basa, en cierto modo, en la esperanza de que los fragmentos de roca hayan entrado en los colectores de la sonda para poder ser estudiados cuando esta vuelva a la Tierra a finales de 2020.

A la fecha esta nave ya registra un recorrido total de 4.000 millones de kilómetros de distancia haciendo una llamativa trayectoria elíptica la cual le permitió llegar hasta llegar al asteroide Ryugu. Hay científicos que creen que podría contener agua y materia orgánica desde los tiempos en que nació el sistema solar, hace cuatro mil 600 millones de años.

El Ryugu en forma de diamante, que se estima tiene un diámetro de aproximadamente 900 metros en observaciones anteriores, viaja alrededor del Sol una vez cada 16 meses, pasando cerca de las órbitas de la Tierra y Marte.