Internacional

Hombre muere devorado por sus propios perros

Hombre muere devorado por sus propios perros

Freddie Mack, de 57 años, había estado desaparecido y las autoridades investigaron el caso en su casa donde vivían 18 perros que, cuando llegaron los oficiales, se tornaron agresivos. Dijo Pitts a The Associated Press. "Los huesos fueron partidos por completo y comidos", agregó el agente Pitts. Señaló el jefe de policía del condado Johnson, Adam King, en un comunicado.

Un familiar reportó en mayo la desaparición de Mack de su residencia cerca de Venus, una comunidad con menos de 4.000 habitantes ubicada unos 50 kilómetros (30 millas) al suroeste de Dallas, diciendo que su familia no tenía noticias de él desde mediados de abril. Con el que lograron mantener a los animales a distancia, según la policía.

Así las cosas, los agentes no pudieron localizar a Mack y, después de varios días de búsqueda, los investigadores volvieron para examinar la propiedad "a fondo". Sin embargo, averiguaciones y las inspecciones realizadas en su vivienda, arrojaron restos de cabello e incluso ropa en las heces de las mascotas, detalla la nota de El Nuevo Herald.

Los fragmentos de mayor tamaño fueron enviados al Centro para la Identificación de Restos Humanos de la Universidad de North Texas, y finalmente se determinó que eran los de Mack a través de un análisis del ADN familiar.

Captan en aguas profundas tiburón desconocido — Histórico
Es una característica primitiva propia del Jurásico temprano, cuando los ancestros de los tiburones evolucionaron por primera vez. Las imágenes muestran cómo el tiburón muerde una carnada que los científicos dejaron en el agua horas antes.

Tras el suceso, 13 de los perros fueron sacrificados por sus altos niveles de rabia, informaron los agentes.

Al parecer, el hombre sufrió un ataque que le causó la muerte y los perros lo devoraron por falta de alimento. En 2017 fue la única vez que tuvo contacto con los agentes y ocurrió cuando estaba en el hospital, desde allí pidió que fueran a ver cómo estaban sus animales.

Las agencias locales de animales colocaron trampas para perros y llevaron a cabo la captura de seis caninos, cuyas mordidas coinciden con las que presenta el cuerpo de la víctima aunque ello aun no es prueba suficiente para determinar si fueron los que mataron al hombre.