Tecnología

Las cámaras DSLR también son vulnerables al cibersecuestro de datos

Las cámaras DSLR también son vulnerables al cibersecuestro de datos

Debido a que estas cámaras almacenan fotografías privados, esta vulnerabilidad les expone ante ataques de 'ransomware' en los que los ciberdelincuentes exigen a los usuarios el pago de una cantidad de dinero en criptomonedas para recuperar sus archivos.

Las cámaras DSLR de Canon son vulnerables a ataques remotos a través del protocolo de transferencia de imágenes que utilizan, según han detallado en un informe la firma de seguridad Check Point Software.

Según esta información, el protocolo PTP para transferir imágenes que usan estas cámaras es vulnerable a los ataques malware. Hackeando ese dispositivo se llega por el PTP a la propia cámara.

El investigador Eyal Itkin de la compañía de ciberseguridad Check Point ha descubierto que las cámaras DSLR son un objetivo claro de un cyberataque de 'ransomware' o malware. El hecho de que el PTP es un proceso sin autenticar y que se puede establecer por USB y por WiFi aumenta la vulnerabilidad ante los hackers externos.

"Logramos la meta, les vamos a cumplir" — Alejandro Giammattei
La participación total es tres millones 497 mil 249 votos emitidos durante las 11 horas en todos los centro de votación. Giammattei ha logrado la presidencia del país a la cuarta ocasión en la que participaba en unas elecciones .

Lo malo es que las cámaras que tienen WiFi también se ven afectadas, ya que basta con establecer un punto de WiFi falso y malicioso en un lugar público para infectar la cámara.

Pero, esta vulnerabilidad no es nueva, al menos no para Canon pues el investigador señala que en el mes de marzo la compañía fue informada de esta vulnerabilidad y junto a él comenzaron a trabajar en el desarrollo de un parche de seguridad que Canon comenzó a desplegar desde el pasado 6 de agosto.

Y si os preguntáis para qué hackear una cámara cuando el portátil al que está conectada brindaría más datos, si eres un fotógrafo profesional -National Geographic, freelance de Google, revistas del corazón-, y de repente un hacker entra en tu cámara, podrá amenazarte con borrar las imágenes que has tomado si no le pagas un rescate en bitcoin. O peor aún: robarlas y venderlas por sí mismo.