Internacional

Trump retrasa la aplicación de aranceles a los iPhone — Apple

Trump retrasa la aplicación de aranceles a los iPhone — Apple

La última ronda de aranceles a 300.000 millones de dólares de productos chinos, que entrará en vigencia el 1 de septiembre, supone que todas las importaciones chinas a Estados Unidos estarán sujetas a aranceles adicionales.

Según anunció hoy la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos, entre los productos chinos que recién sufrirían un alza de aranceles a mediados de diciembre, figuran "computadoras, consolas de videojuegos, ciertos juguetes, monitores de computadores y algunos items de indumentaria". Esta decisión anula temporalmente los gravámenes a productos como móviles, ordenadores y otros productos tecnológicos, así como a artículos textiles y calzado.

Trump, agregó el pasado viernes más incertidumbre a las negociaciones con China sobre un hipotético acuerdo comercial entre ambas potencias económicas y amagó con cancelar la ronda de conversaciones con Pekín prevista para septiembre. Aunque la mayoría de las tiendas habrían almacenado sus mercaderías navideñas antes de la fecha límite de septiembre, algunas podrían haber enfrentado las tarifas para completar los pedidos a finales de la temporada de compras de fin de año. "En caso de que algunas de las tarifas tengan un impacto en los clientes estadounidenses".

Un grupo separado de productos también será exento de los nuevos gravámenes, "en base a temas de salud, seguridad nacional y otros factores", añadió esa dependencia.

Maduro culpó a Guaidó por el bloqueo de Estados Unidos
A través de su cuenta en la red social Twitter, el Jefe de Estado puntualizó que Venezuela está preparada para resistir, luchar y vencer.

Algunos expertos han señalado que la decisión anunciada este martes, que fue muy bien recibida por las bolsas de Wall Street, refleja la creciente preocupación en el Ejecutivo del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre el impacto de la guerra comercial con Pekín en la economía de Estados Unidos.

"Como de costumbre, China dijo que iba a comprar "en grande" productos de nuestros grandes agricultores".

El presidente de EE UU informó que no afectaría a aquellas importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares a las que ya se les aplicaba una tarifa del 25%. Hasta ahora no han hecho lo que dijeron. "¡Quizás esta vez sea diferente!". Además, también ha trascendido que EEUU retrasará la imposición de algunos aranceles a China hasta el mes de diciembre.